ENTRADA

El testamento ológrafo es un tipo de estamento aceptado por el Código Civil que se escribe a mano por el testador, pero ¿Cómo se puede saber si es falso o auténtico? En este post te contamos los detalles.

¿Qué es un testamento ológrafo?

Lo primero que debemos saber es en qué consiste un testamento ológrafo. Se trata de un testamento manuscrito por el testador. Para que sea válido debe cumplir una serie de requisitos:

  • El testador debe ser mayor de edad.
  • El testador debe saber leer y escribir.
  • El testamento debe firmarse cuando se finaliza de escribir. En el caso de que se añada algún texto posterior a la firma, se deberá firmar de nuevo.
  • El texto debe aclarar la voluntad del testador de hacer testamento.

Métodos para saber si el testamento ológrafo es falso o verdadero

Cuando una persona fallece y deja un testamento ológrafo puede caber la duda sobre su falsedad o autenticidad. Para verificarla se pueden tomar varias medidas:

  • Las personas que conozcan la firma y letra del testador pueden analizar el testamento y verificar su autenticidad.
  • Un perito caligráfico analizará la letra del testamento y la comparará con la letra de otros documentos escritos por el testador. También estudiará el tipo de papel utilizado y la tinta, así como otros elementos físicos que confirmen que se escribió todo en el mismo momento y que no hay texto que se haya añadido posteriormente.

 ¿Qué necesita un perito caligráfico para verificar si un testamento ológrafo es falso o verdadero?

 Para cotejar si un testamento ológrafo es verdadero o falso, el perito caligráfico va a necesitar los siguientes elementos:

  • El texto original del testamento ológrafo.
  • El DNI del fallecido, tanto el último como otro anterior.
  • Documentos escritos por el fallecido que sean auténticos y firmas del fallecido también auténticas. Por ejemplo, se pueden utilizar documentos que se han firmado ante un notario.

¿Se puede impugnar un testamento ológrafo si consideramos que es falso?

Las causas para impugnar un testamento ológrafo son las siguientes:

  • No cumple con la partición de bienes en base a las legítimas. Esto supone que algún heredero forzoso queda fuera del reparto establecido por la ley.
  • El testador no tiene capacidad de obrar cuando redacta el testamento ológrafo. Por ejemplo, puede tratarse de una persona que tiene una discapacidad y, por lo tanto, el testamento ológrafo no será válido.
  • El testamento tiene defectos de forma. Puede ser, por ejemplo, que se haya hecho el testamento y, posteriormente, se hayan incluido modificaciones.
  • El testamento se otorgó bajo amenazas o coacciones por parte de una tercera persona.

En estos casos el testamento podrá ser impugnado mediante la presentación de una demanda ante el juzgado de primera instancia del lugar de residencia del fallecido.

En definitiva, si tienes sospecha de que un testamento ológrafo es falso, es fundamental que cuentes con la ayuda de un abogado experto en herencias y de un perito caligráfico que te ayuden a probar la falsedad o autenticidad del documento.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!