ENTRADA

En anteriores artículos hemos hablado sobre la necesidad de hacer testamento y sobre la existencia de varios tipos de testamento, como el testamento abierto o el testamento cerrado que se otorgan ante notario. Uno de los aspectos que se suele desconocer es que el testamento se puede entregar a quien lo solicite de dos formas mediante una copia simple o mediante una copia autorizada. En el artículo de hoy te hablamos de la diferencia entre una copia simple de un testamento y una autorizada.

Diferencias entre una copia simple y una copia autorizada de un testamento

La principal diferencia entre una copia simple de un testamento y una autorizada es que la copia simple no da fe del contenido del testamento mientras que si lo hace la copia autorizada.

Otros aspectos que nos van a ayudar a diferenciar una copia simple de un testamento de una autorizada es que la copia simple no contiene la firma del notario ni el sello de seguridad que es una pegatina azul que suele estar al final del testamento junto a la firma del notario. Otra característica de la copia autorizada frente a la simple es que la autorizada está hecha en papel timbrado.

Finalmente, debemos destacar que las copias autorizadas son más caras en función del arancel notarial aplicable, puesto que son reproducciones exactas en papel notarial de lo que se firmó en su día.

¿Cómo se solicita una copia simple o una copia autorizada de un testamento?

Para conseguir la copia simple del testamento deberás acudir a la notaría donde se firmó dicho testamento y solicitarla.

En el caso de la copia autorizada si el testamento no es muy antiguo se podrá solicitar en la notaría donde se hizo dicho testamento. Si el testamento es bastante antiguo es posible que el original este en otra notaría o en el archivo de protocolos. Para solicitar una copia autorizada de un testamento se pueden hacer dos cosas:

  • Acudir personalmente a la notaría por parte de alguno de los interesados en la herencia.
  • Enviar una solicitud por correo firmada por el interesado en presencia de un notario. Se deberá adjuntar el certificado de actos de última voluntad y el certificado de defunción original.

El plazo para que se entregue una copia autorizada del testamento dependerá de cada notaría, pero generalmente suele estar entre siete días y dos semanas.

¿Quiénes pueden pedir una copia simple o autorizada de un testamento?

Las personas que pueden solicitar una copia simple o autorizada del testamento una vez fallecido el testador son las siguientes:

  • Las personas nombradas herederas, legataria, albaceas, contador partidor, administrador etc.
  • Las personas que si no existiera testamento o fuera nulo serían llamadas a la herencia.
  • Los legitimarios.

En el caso en que necesites solicitar una copia simple o autorizada de un testamento a un notario puedes contar con la ayuda de un abogado experto en herencias que realizará los trámites para obtener el testamento y para que puedas cobrar la herencia.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!