ENTRADA

Hasta nuestro despacho llegan muchas y variopintos asuntos de herencia cada año. La mayoría se tramitan con éxito para nuestros clientes pero otras, un mínimo porcentaje, terminan siendo renunciadas por sus herederos. Hoy vengo a contarte algunos de los motivos por el que finalmente toman esta decisión.

¿Por qué se renuncia a  las herencias en España?

«¿Sabías que, según datos del Consejo General del Notariado, entre enero y junio de 2021 se renunció al 5,4% de las herencias que se tramitaron?».

La pandemia derivada de la COVID-19, evidentemente, está influyendo en que haya un mayor número de herencias y, por lo tanto, aumenten las renuncias, pero ¿por qué los herederos renuncian a las herencias? ¿Cuáles son las causas más frecuentes para renunciar a una herencia?

«Para entender las renuncias a las herencias, es fundamental considerar que cada herencia tiene activos (que suelen ser bienes muebles y muebles y cuentas bancarias) y pasivos (que son deudas, por ejemplo, una hipoteca). Los herederos se tendrán que hacer cargo, si aceptan la herencia, tanto del activo como del pasivo, salvo que acepten la herencia a beneficio de inventario».

Causas más habituales por las que los herederos renuncian a la herencia

Los herederos suelen valorar diversos aspectos para decidir si aceptar o renunciar a una herencia. Algunos de las circunstancias que consideran son las siguientes:

  • Miedo a asumir las deudas del fallecido. Tal y como hemos visto, los herederos heredan tanto el activo como el pasivo y puede ocurrir que las deudas superen el activo. Esto hace que muchos herederos decidan renunciar a la herencia. En relación a las deudas puede ocurrir que una vez aceptada la herencia el heredero descubra nuevas deudas, siendo en algunos casos posible renunciar a la herencia bajo ciertos parámetros.
  • Falta de relación con el fallecido. Otra de las causas de la renuncia a la herencia, es que, en algunos casos, se trata de familiares lejanos con los que no se tiene relación y se desconfía de esa posible herencia en la que se han acordado de nosotros.
  • Pago de impuestos. Los herederos deberán hacer frente al impuesto de sucesiones y, en el caso en que hereden bienes inmuebles, también deberán liquidar la plusvalía municipal. El pago de estos impuestos puede suponer un alto coste que algunos herederos no pueden asumir y deciden renunciar a la herencia. Sin embargo, existen diversas opciones para minorar el impacto fiscal en el impuesto de sucesiones que no es de todos conocido así como también se puede solicitar un aplazamiento del pago.
  • Costes de tramitación de la herencia. Junto con todo lo anterior, no podemos olvidar que la tramitación de una herencia genera una serie de costes (por ejemplo, honorarios de abogados, honorarios de notarios y registradores de la propiedad, costes de notaría, gastos relativos a la solicitud de información a registros públicos….). todos estos gastos suponen un coste añadido para el heredero, que podría optar por no aceptar la herencia.

En relación a lo anterior, también es bastante frecuente que los herederos tengan miedo a perder la pensión de viudedad si se renuncia a la herencia debido a las deudas. Es importante saber que esto ocurre,  puesto que la herencia es un derecho que se regula en el ámbito civil y la pensión de viudedad se refiere al ámbito administrativo y depende de los años que haya cotizado la persona fallecida para ello.

«Nuestro consejo habitual es estudiar el caso concreto para minimizar los costes y evitar asumir las deudas. Por ese motivo, es importante contar con el asesoramiento y acompañamiento de profesionales especializados en la materia sucesoria».

muysegura.com

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!