ENTRADA

¿Te has divorciado y no has pensado en tu testamento?, ¿Crees que es necesario modificarlo? Hacer testamento siempre es aconsejable para evitar conflictos entre los herederos, pero, en caso de divorcio, todos los abogados expertos en herencias, aconsejamos a los dos excónyuges que otorguen testamento si no lo habían hecho antes o que elaboren uno nuevo si tenían otro anterior. En este artículo te contamos por qué es importante modificar el testamento.

El testamento antes del divorcio

Es bastante habitual que las parejas casadas otorguen testamento, entre otras cosas, para favorecer la situación del cónyuge supérstite, puesto que la herencia del cónyuge que sobrevive, en el caso de que no haya testamento, variará en función de los herederos con los que concurra la herencia. Por lo tanto, firmar un testamento ante notario favorecerá los intereses del cónyuge supérstite.

¿Qué ocurre con el testamento tras el divorcio?

Tras el divorcio de una pareja se pueden dar dos situaciones:

  • Que no hayan otorgado testamento. En el caso de que fallezca uno de los excónyuges y no haya testamento, el cónyuge que sobreviva no será un heredero forzoso por lo que no concurrirá a la herencia.
  • Que sí hayan otorgado testamento. Si se ha otorgado testamento antes del divorcio y fallece uno de los excónyuges, la situación varía, puesto que es probable que cada excónyuge haya nombrado heredero al otro en dicho testamento. Si no se ha hecho un testamento posterior, pueden surgir dudas sobre si existen derechos hereditarios del excónyuge tras el divorcio. El Tribunal Supremo considera que se produce un cambio de circunstancias que supone la ineficacia del testamento a favor del excónyuge.

¿Qué se puede hacer con el testamento tras el divorcio?

Para evitar que tras el divorcio surjan dudas relativas a la interpretación del testamento otorgado antes de dicho divorcio, es aconsejable hacer un nuevo testamento, tanto si hay hijos de la expareja como si no los hay, para evitar problemas con los hijos o con los familiares del fallecido.

Lo más habitual es que en el nuevo testamento se nombre como únicos herederos a los hijos. Además, es aconsejable tomar precauciones, sobre todo en el caso de que los hijos sean menores, y nombrar a un tutor o administrador de los bienes o albacea para el caso del fallecimiento. Este cargo lo puede desempeñar un hermano mayor de edad o una persona de confianza y de esta forma se evita que el patrimonio del fallecido sea administrado por el excónyuge hasta la mayoría de edad de los hijos menores.

En definitiva, se trata de tomar medidas, a través del contenido del testamento, para que el excónyuge no tenga ninguna facultad para administrar el patrimonio del fallecido.

Como consecuencia de todo lo anterior, es fundamental contar con la ayuda y el asesoramiento de un abogado experto en herencias que te asesore, tras el divorcio, para elaborar testamento en función de tus circunstancias personales concretas (reparto del patrimonio, existencia de hijos menores, etc.).

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!