ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

En anteriores posts he hablado de la posibilidad que existe de cambiar un testamento. Puede ocurrir que el testador decida cambiar su testamento y haga uno nuevo, pero ¿Qué sucede si eres un heredero forzoso (legitimario) y no se ha respetado tu legítima, o si el testador es incapaz o ha hecho el testamento bajo coacción? En este post, quiero centrarme en qué supone impugnar un testamento, en qué casos se puede hacer y qué trámites se deben seguir.

¿Qué significa impugnar un testamento?

Impugnar un testamento supone reclamar por parte de un heredero, por no estar de acuerdo con el contenido del testamento, en todo o en parte. En el caso en que estemos ante algunas de las causas legales que veremos a continuación se podrá impugnar un testamento.

¿En qué casos se puede impugnar un testamento?

En el Código Civil se regulan una serie de causas por las que se puede impugnar un testamento, que son las siguientes:

  • No inclusión de un heredero forzoso en el testamento. Puede ocurrir que el testador no incluya a uno de sus hijos por error, al haber otorgado el testamento antes de que naciera, o lo haga de manera intencionada. En este caso, se produce lo que se llama preterición que supone la omisión de un heredero forzoso en el testamento.
  • No respetar la cuota de la legítima. La herencia se divide en tres partes: legítima, tercio de mejora y tercio de libre disposición. La legítima tendrá que repartirse entre los herederos forzosos. Puede ocurrir que un heredero haya recibido en vida donaciones del testador que no se tengan en cuenta en el reparto y el resto de herederos impugnen el testamento.
  • La falta de capacidad del testador. Puede suceder que el testador sea menor de 14 años o tenga alguna enfermedad que merme su capacidad.
  • El testamento tiene defectos de forma. Cada una de las maneras de otorgar testamento (testamento abierto, testamento cerrado y testamento ológrafo) tiene formalidades que se deben cumplir para que el testamento sea válido, en caso contrario, podría ser impugnado.
  • La actuación del testador bajo violencia, coacción o engaño. Se podría dar el caso de que el testamento se haya otorgado por el testador con violencia, coacción o engaño. En este caso el testamento se puede impugnar y puede ser nulo.
  • Se ha producido una desheredación sin que exista justa causa. En este supuesto también se podría impugnar el testamento.

¿Qué hay que hacer para impugnar un testamento?

En el caso en que seas heredero legal de una persona y quieras impugnar un testamento deberás presentar una demanda en base a una de las causas que hemos visto anteriormente.

El procedimiento puede terminar de varias formas, por la sentencia del juez en base a las pruebas que se aporten y que se practiquen en el procedimiento, o por un acuerdo entre los herederos en cuanto a tema objeto del juicio.

¿Necesitas ayuda para impugnar un testamento? Contacta conmigo.

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!