ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Todos nosotros, en alguna ocasión, hemos necesitado hacer un contrato de alquiler, por ejemplo, y hemos recurrido a internet para buscar información y algún formulario que nos pudiera ayudar. Hacer lo anterior supone pasar por alto algunas precauciones que pueden evitar problemas en el futuro como los impagos. Con el asesoramiento legal preventivo se toman medidas anticipadas frente a esos problemas.

Es habitual que acudamos al médico como prevención para cuidar nuestra salud o que aseguremos nuestra casa por si sucede algo como un incendio, pero ¿qué ocurre con los temas legales? ¿no  tomamos precauciones para evitar problemas legales en el futuro? Lo habitual es que no, por eso queremos que conozcas en qué consiste el asesoramiento legal preventivo y cómo te puede ayudar.

¿Qué es el asesoramiento legal preventivo?

El asesoramiento legal preventivo consiste en el empleo de una serie de técnicas para anticiparse y prevenir problemas legales en el futuro y para, en el caso en que se produzca el problema, reducir las consecuencias.

Por lo tanto, se trata de un enfoque de la abogacía totalmente diferente al tradicional en el que el abogado interviene cuando ya se ha producido el problema. Para lograr la prevención es necesario que el cliente actúe solicitando asesoramiento cuando el problema no ha surgido pero podría producirse en el futuro.

¿Qué ventajas aporta?

Cambiar el enfoque y actuar con anticipación en los temas legales puede aportar diversas ventajas como las siguientes, tanto a particulares como a empresarios:

  • Ahorro de tiempo. Si no tenemos previsto un problema y surge más adelante se puede retrasar un negocio o la resolución de una situación por lo que se invertirá un tiempo que se puede ahorrar.
  • Ahorro de dinero. Es una de las grandes ventajas de la prevención. Si, por ejemplo, si haces la declaración del IVA (modelo 303) y cometes un error puede que Hacienda te imponga una sanción que hubieras evitado en el caso en que la declaración la hubiera hecho un profesional en el tema.
  • Contar con asesoramiento experto. Un abogado experto en un determinado tema te aportará sus conocimientos y su experiencia para que conozcas tus derechos y deberes y para que actúes con rapidez, de forma segura y evitando conflictos futuros.

Un ejemplo de asesoramiento legal preventivo

Imagina que eres propietario de una vivienda y quieres alquilarla. Puedes encontrar formularios de contratos de alquiler en internet pero decides acudir a un abogado para que te redacte el contrato.

Aunque la solvencia del inquilino es buena, el abogado te aconseja, para evitar futuros impagos, que le solicites un aval bancario. Finalmente el contrato se firma y el inquilino entrega el aval. Al cabo de dos años el inquilino pierde su trabajo y tiene dificultades para pagar la renta, por lo que te debe varios meses. En este caso lo más aconsejable es alcanzar un acuerdo amistoso y resolver el contrato, pero ¿qué ocurre con la deuda? Pues que la podrás cubrir con el aval que solicitaste.

Puede ocurrir, por otro lado, que el inquilino no quiera devolver las llaves. En este caso, el abogado puede realizar una serie de gestiones extrajudiciales, como el envío de un burofax, para lograr que devuelva las llaves y evitar un juicio de desahucio.

Como ves el asesoramiento legal preventivo puede ser de gran ayuda tanto para empresas como para particulares. Si quieres que te ayudemos para prevenir problemas legales no dudes en contactar con nosotros.

 

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!