ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Una ruptura de pareja es siempre una situación que conlleva muchas emociones y sentimientos, pero, es importante actuar con tranquilidad y con el objetivo de alcanzar un acuerdo amistoso, sobre todo en los casos en que hay hijos. Una de las primeras dudas que te surgirán es si te quieres separar o divorciar. Te contamos las diferencias y los efectos, para que sepas elegir separación o divorcio.

En cuanto a la separación, podemos hablar de una separación de hecho y una de derecho, la primera no tiene efectos legales, simplemente se produce el cese de la convivencia de los cónyuges sin que se acuda a un juez para que declare la separación. Por lo tanto, vamos a considerar la separación legal y el divorcio.

¿Separación o divorcio? Conoce las diferencias

Las diferencias entre una separación y un divorcio son las siguientes:

  • Vínculo del matrimonio. Con la separación no termina el matrimonio (es decir, la pareja sigue siendo marido y mujer) simplemente se produce un cese de la convivencia. Esto supone que si existe una reconciliación simplemente se comunica al juzgado y se reanuda el matrimonio con todos sus derechos y obligaciones.
  • Régimen económico. Cuando se produce un divorcio termina el régimen económico matrimonial de la pareja, mientras que con la separación desde la sentencia se entiende que existe separación de bienes.
  • Nuevo matrimonio. En el caso del divorcio la expareja puede contraer matrimonio de nuevo, con la separación no pueden porque el matrimonio sigue existiendo. Por lo tanto, la separación se utiliza cuando puede existir una reconciliación.
  • En el caso en que fallezca uno de los cónyuges sin haber otorgado testamento la persona que sobrevive no tiene derecho a la herencia ni a la legítima.

Pasos para la separación o divorcio

Los pasos a seguir en los casos de separación o divorcio son muy parecidos. Lo primero que debemos saber es que no es necesario alegar ninguna causa simplemente tienen que haber transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, tanto en el caso de la separación como en el caso del divorcio.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Acordar un convenio regulador. Siempre es mejor alcanzar un acuerdo con la expareja para evitar un juicio y todas las consecuencias que puede conllevar (tanto económicas como emocionales). Para que tanto la separación como el divorcio produzcan efectos jurídicos es importante regular sus consecuencias mediante el llamado convenio regulador, que deberá contemplar aspectos como:
    • El cuidado de los hijos. La custodia podrá ser ejercida por el padre o la madre o por ambos conjuntamente (custodia compartida) y se establecerá el régimen de visitas del excónyuge que no tenga la custodia.
    • La atribución de la vivienda familiar. Por lo general se atribuye a los hijos.
    • La pensión de alimentos a favor de los hijos. El importe dependerá de la situación del cónyuge que la tenga que pagar y de las circunstancias familiares.
    • La pensión compensatoria. En el caso en que uno de los cónyuges quede en una situación económica desfavorecida, podrá tener derecho a una pensión compensatoria a cargo del otro cónyuge.
    • La liquidación del régimen económico del matrimonio, para el caso del divorcio.
  • Una vez acordado el convenio regulador se presentará ante el Juzgado o se otorgará ante Notario. En el primer caso se deberá presentar una demanda de separación o divorcio a la que se adjuntará el convenio regulador.
  • En el caso de tramitación judicial de la separación o el divorcio, el juzgado citará a los excónyuges para que ratifiquen el convenio regulador y dictará sentencia decretando la separación o el divorcio.

 

Como has podido ver los pasos son sencillos aunque los efectos son completamente diferentes. Si te quieres separar y divorciar y necesitas ayuda, no dudes en contactar con nosotros.

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!