ENTRADA

Si te has planteado divorciarte, no tienes hijos y tienes una vivienda en común con tu expareja, es importante que sepas en qué se diferencia  el divorcio sin hijos de un caso de divorcio con hijos. En este post te cuento la diferencia y cómo se tramita.

¿En qué se diferencia un divorcio sin hijos de uno con hijos?

La principal ventaja de un divorcio sin hijos es que se puede hacer ante Notario en lugar de tener que acudir a un Juzgado, por lo que se ahorra tiempo y dinero. En este caso, se redactará un convenio regulador del divorcio que se elevará a público mediante la inclusión en una escritura ante Notario.

Sin embargo, en el caso en que los cónyuges no se pongan de acuerdo, se tendrá que acudir a los tribunales e interponer una demanda de divorcio.

Tanto en el caso del divorcio sin hijos de mutuo acuerdo como en el contencioso es fundamental la intervención de un abogado que redacte el convenio y que, en el contencioso, defienda a su cliente en juicio.

¿Qué se debe regular en un divorcio sin hijos?

Básicamente en un divorcio sin hijos se deben regular los siguientes aspectos:

  • El divorcio en sí, es decir, se debe establecer la voluntad expresa de divorciarse por parte de la expareja.
  • El uso del domicilio familiar. Puede que la expareja tenga una vivienda en la que hayan convivido. Este domicilio deberá ser adjudicado a uno u otro o ser vendido, pero hasta que eso ocurra tendrá que determinarse quién lo puede utilizar. Por lo general, los jueces suelen atribuir el uso de la vivienda al cónyuge que se encuentra en peor situación económica. También podría ocurrir que el juez establezca un uso por periodos de tiempo alternativos mensuales, trimestrales anuales.

Posteriormente, se puede decidir la venta de la vivienda a un tercero, por ejemplo, pero puede ser una venta problemática si los cónyuges no se ponen de acuerdo en el precio o si la venta se retrasa porque el mercado inmobiliario está en crisis.

  • La pensión compensatoria. La pensión compensatoria es una cantidad de dinero que recibe un cónyuge a cargo de otro, en el caso de divorcio y separación, cuando se haya producido una situación de desequilibrio económico entre los cónyuges y respecto a la situación anterior al divorcio. Algunas de las circunstancias que establece el Código Civil que se deben tener en cuenta a la hora de establecer la pensión compensatoria son los siguientes:
    • Acuerdos que existan entre los excónyuges.
    • Edad y estado de salud.
    • Cualificación profesional y probabilidades de acceso a un empleo.
    • Dedicación a la familia.
    • Colaboración con su trabajo a las actividades profesionales del otro cónyuge.
    • Duración del matrimonio y de la convivencia.
    • Pérdida de un derecho a pensión.
    • Medios económicos y necesidades de cada excónyuge.
    • Otras circunstancias relevantes.

Tal y como has visto, un divorcio sin hijos puede ser más sencillo que uno con hijos, pero siempre es aconsejable contar con la ayuda de un abogado de familia que ayude con el trámite.

 

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!