ENTRADA

¿Te quieres divorciar de tu pareja y no os ponéis de acuerdo? Tanto si tenéis hijos como si no, en el caso en que no alcancéis un acuerdo, deberéis recurrir a los tribunales para que dictaminen el divorcio. En este caso, se habla de divorcio contencioso. Te cuento en qué consiste, qué procedimiento se sigue y cuánto cuesta.

¿Se debe alegar una causa para divorciarse?

Actualmente no es necesario alegar ninguna causa para solicitar el divorcio, simplemente basta con que hayan transcurrido tres meses desde que se celebró el matrimonio. Pero, si existe un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del cónyuge que solicita el divorcio o de los hijos, se podrá solicitar antes el divorcio.

Antes de la reforma de 2005 para solicitar un divorcio debía alegarse alguna de las causas reguladas en le Código Civil.

¿Qué procedimiento se debe seguir para el divorcio contencioso?

Antes de nada, debes saber que el divorcio contencioso se tramita como un juicio verbal con algunas especialidades. El juicio verbal es un tipo de juicio civil un poco más rápido que el juicio ordinario. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Redacción y presentación de la demanda de divorcio contencioso. La demanda deberá ser redactada por un abogado matrimonialista experto y se presentará en los Juzgados de Primera Instancia del último domicilio del matrimonio o del domicilio del demandado. A la demanda se deberá adjuntar:
    • El certificado de inscripción del matrimonio.
    • La certificación de nacimiento de los hijos.
    • Los documentos que fundamenten la solicitud del divorcio.
    • Si se solicitan medidas patrimoniales, se deberán adjuntar los documentos que acrediten la situación económica de los cónyuges (nóminas, títulos de propiedad o certificados de cuentas bancarias, por ejemplo).
  • Contestación a la demanda. En el plazo de 20 días desde que reciba la demanda, la otra parte demandada deberá contestar. En el caso en que el matrimonio tenga hijos menores de edad la demanda deberá trasladarse también al ministerio fiscal para que conteste. El cónyuge demandado tendrá varias opciones:
    • No contestar a la demanda, ni personarse en el procedimiento. En este caso podría ser juzgado en rebeldía y entenderse que está de acuerdo con las pretensiones de la otra parte.
    • Personarse en el procedimiento, pero no contestar. En este caso conocerá las medidas aprobadas por el juez.
    • Allanarse a la demanda. Es decir, admitir todas las pretensiones de la otra parte.
    • Contestar a la demanda. En este caso alega todo lo que estime oportuno frente a las pretensiones del demandante.
    • Contestar y reconvenir. Es decir, hacer alegaciones y demandar, a su vez, al demandante.
  • Celebración de la vista de juicio. Se trata de una audiencia pública ante el juez en la que las partes ratifican sus pretensiones y practican la prueba que se haya considerado oportuna por el juez.
  • Sentencia. El juez dicta sentencia decretando el divorcio y estableciendo las medidas que estime oportunas.

Un divorcio contencioso conlleva más trámites que un divorcio de mutuo acuerdo, por lo que sale más caro y suele tener un precio medio de unos 2.000 euros, pero el precio depende mucho de la complejidad del asunto.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!