ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Uno de los retos más importantes a los que se enfrenta cualquier empresa familiar es la sucesión. De hecho, muchas empresas de este tipo no superan el paso de una generación a otra y se terminan vendiendo a un tercero o disolviendo. Para evitar problemas o la desaparición de la empresa, uno de los elementos más importantes es el testamento.

Ya he hablado en anteriores artículos sobre cómo hacer testamento y la importancia que tiene, porque asociamos el hacerlo con una persona que tiene una enfermedad terminal, pero, en realidad, es una precaución necesaria para cualquier persona. En el caso de la empresa familiar, es especialmente importante, considerando que, según datos del Instituto de Empresa Familiar, solo el 10% de las empresas familiares llega a la tercera y sucesivas generaciones.

Como consecuencia de lo anterior, son fundamentales, para garantizar la supervivencia del negocio familiar, la previsión y la planificación mediante el testamento del fundador de la empresa.

Con el testamento se puede:

  • Establecer quién o quiénes serán los herederos de la empresa familiar.
  • Qué acciones de la empresa le corresponderán a cada heredero.
  • Qué obligaciones deben cumplir los herederos que se hagan cargo de la empresa.

¿Qué se puede regular en el testamento respecto a la empresa familiar?

En el testamento es posible regular diversos aspectos respeto a la empresa familiar, por ejemplo:

  • Se puede repartir la empresa familiar entre uno o varios herederos. En este caso se habla de hacer un testamento particional, puesto que se realiza la partición de la herencia por el testador. Si la empresa se atribuye a uno solo de los hijos, por ejemplo, se tendrá que compensar al resto, de manera que se respeten las legítimas.
  • También es posible establecer el usufructo universal y vitalicio de la herencia a favor del cónyuge, lo que supondrá que los hijos del propietario de la empresa mantendrán la propiedad y el cónyuge recibirá los beneficios.
  • Otra opción es crear una fundación que se dedique a explotar la empresa.
  • Encargar a un albacea que transmita la empresa familiar a un tercero.
  • Transmitir la empresa familiar mediante uno o varios legados, considerando los límites establecidos en el Código Civil:
    • Que el legado se establezca en el testamento.
    • Que se respeten las legítimas de los herederos forzosos.
    • Que se regulen claramente quiénes son los legatarios de la empresa familiar.

Sin embargo, aunque el testamento es fundamental en una empresa familiar, también lo es el protocolo familiar, que es un acuerdo que se firma entre los socios de la empresa y los familiares para establecer las normas de organización, gestión y las pautas para la sucesión. En definitiva, en el caso de las empresas familiares lograr que la sucesión y el paso de una generación a otra sean un éxito depende, en gran medida, de la anticipación.

Si necesitas ayuda para elaborar un testamento que regule la transmisión de tu empresa familiar, contacta conmigo y resolveré todas tus dudas.

 

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!