ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

Actualmente muchas personas viven fuera de su país, por lo que es frecuente que fallezcan en el extranjero, esto supone que si los herederos están en otro país se tendrá que tramitar una herencia internacional. En anteriores posts, te he contado los trámites en los casos de:

En este post, sin embargo, quiero comentar los obstáculos más frecuentes en las herencias internacionales, de manera que sepas cuáles son y cómo solucionarlos.

Problemas más frecuentes en la tramitación de herencias internacionales

Las gestiones que se deben realizar para tramitar herencias internacionales pueden ser complicadas, por eso siempre es aconsejable contar con la ayuda de un abogado especializado en herencias internacionales que te sepa orientar sobre los trámites a realizar y la mejor forma de hacerlos para cobrar la herencia lo antes posible.

En el caso de las herencias internacionales pueden surgir problemas como los siguientes:

  • Existencia de bienes en varios países. Uno de los supuestos más frecuentes es el de la existencia de bienes en varios países. En este caso, se debe analizar la ley internacional y determinar qué ley se aplica, a no ser que el testador en el testamento indique qué legislación quiere que se aplique si la del lugar de formalización del documento o la del lugar donde radiquen los bienes.
  • Dificultades en cuanto al idioma. Imagina el supuesto de un padre que fallece en Alemania y sus herederos están en España. Para tramitar la herencia es necesario contactar y hablar con diversas entidades y elaborar documentos en otro idioma. En este caso, además, al tratarse de un tema legal, los tecnicismos del derecho sucesorio lo pueden complicar todo más.
  • Necesidad de hacer gestiones presenciales. Aunque actualmente la tecnología ha evolucionado mucho, dependiendo del país donde haya que gestionar la herencia, es posible que se tengan que realizar gestiones presenciales. Esto supone la necesidad de contar con un gestor en el país donde se tramita la herencia para que nos ayude con las gestiones. Puedes nombrar un representante fiscal en España para que realice las gestiones y sea la persona de contacto ante la Administración. Lo habitual es que el abogado que contrates para la tramitación de la herencia asuma la representación fiscal.
  • Traducción y apostilla de documentos. Es habitual que si los documentos relativos a la herencia provienen de otro país deban traducirse y llevar la apostilla de la Haya. Puede ser el caso del certificado de defunción o del testamento.
  • Normativa aplicable. No es lo mismo que la persona haya fallecido dentro que fuera de la Unión Europea. Por ejemplo, en la Unión Europea se aplica la ley del país de residencia del testador en el momento del fallecimiento. También se puede aplicar la del lugar donde estén radicados la mayoría de los bienes si los herederos no se oponen a la aplicación de la del lugar de fallecimiento del testador. Esto supone que la normativa aplicable puede variar de un caso a otro según el país, lo que requiere un conocimiento exhaustivo de las normas que se van a aplicar.
  • Pago de impuestos. En el caso de las herencias internacionales uno de los aspectos que más dudas suscita es el lugar en el que se tienen que pagar los impuestos. Para poder definir la normativa aplicable en cuanto al Impuesto de Sucesiones, es fundamental analizar si el heredero reside en España, dónde se encuentran los bienes que se han heredado y si el plazo para pagar el impuesto ha prescrito o no. Además de lo anterior, se deben analizar los convenios de doble imposición para cotejar si se aplican al caso.

En definitiva, la ayuda de un experto en herencias internacionales puede ser la clave para hacer las gestiones rápido y sin errores.

 

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!