ENTRADA

El fallecimiento de un ser querido es un momento muy triste en el que, además, se debe hacer frente a muchas gestiones, sobre todo las relativas a la herencia. El reparto de una herencia es un momento importante y puede ser conflictivo si no hay acuerdo entre los herederos. En el artículo de hoy queremos hablarte de los problemas y las soluciones que se pueden plantear durante el proceso de reparto de una herencia.

Cómo hacer el reparto de la herencia

Uno de los aspectos más importantes que debemos considerar a la hora de hacer el reparto de la herencia es que, si queremos que se cumpla nuestra voluntad en cuanto al reparto de bienes, es fundamental hacer testamento.

También es importante recordar que en base a la legislación española contenida en el Código Civil la herencia se divide en tres partes:

  • La legítima. Corresponde a los descendientes directos del fallecido a partes iguales, que suelen ser sus hijos y, en el caso en que no los haya, recibirán la herencia los ascendientes.
  • La mejora. Esta parte se puede repartir en la forma en la que considere el testador, pero el reparto se debe hacer entre los herederos legítimos, aunque se podrá favorecer a alguno.
  • La de libre disposición. El testador puede disponer de esta parte de la herencia con total libertad.

Problemas (y soluciones) para el reparto de la herencia

Ya conocemos lo que dice la normativa sobre el reparto de la herencia, pero se pueden plantear varios problemas. Los vemos a continuación:

  • El fallecido no hizo testamento. En este caso se aplica lo regulado en el Código Civil que establece que heredarán los descendientes, los ascendientes y, en ausencia de los anteriores, los cónyuges, después los hermanos o medio hermanos, y sobrinos. En el caso en que no haya ningún familiar vivo, heredará el Estado.
  • Los herederos no se ponen de acuerdo sobre el reparto. En este caso se pueden hacer varias cosas:
    • El testador puede nombrar a un albacea en el testamento para que haga el reparto de los bienes de la herencia.
    • Se puede acudir a un abogado experto en herencias o a un mediador para intentar un acuerdo entre los herederos en cuanto al reparto.
    • En el caso en que sea imposible alcanzar un acuerdo, se puede acudir a un procedimiento judicial para que el reparto de la herencia lo haga un juez.
  • Existen varios testamentos. Una persona puede otorgar todos los testamentos que considere oportuno, pero será válido el último que haga.
  • Un heredero no acepta ni renuncia a la herencia. De esta forma impide que se haga el reparto de la herencia. La solución es solicitar al Notario que requiera al heredero para que manifieste si acepta o renuncia a la herencia en un plazo determinado, de manera que si no se manifiesta, se entenderá que acepta.
  • Un heredero acepta la herencia, pero impide el reparto. En este caso, también se puede solicitar al Notario que nombre un contador-partidor.

En definitiva, en ocasiones, durante el proceso de reparto de una herencia, pueden surgir problemas y es necesario conocer las opciones que existen y consultar con un abogado experto en herencias que te asesore y te indique las alternativas.

Compartir...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!