ENTRADA

Comparte en la red...
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin

El fallecimiento de un familiar es siempre un momento muy complicado. Junto a la tristeza normal en esa situación, deberemos enfrentarnos a una serie de trámites legales necesarios que no son difíciles, pero sí requieren tiempo. En este post, te contamos cuáles son esos trámites y cómo se hacen.

Cuando fallece un ser querido surgen muchas preguntas en cuanto a las gestiones que se deben realizar, ¿qué plazo hay para pagar el Impuesto de Sucesiones?, ¿cómo averiguo si existe o no un seguro de vida?, ¿qué es el certificado de últimas voluntades y cómo se pide? Son dudas muy habituales.

Trámites más habituales que debes realizar cuando fallece un familiar

Algunas de las gestiones más frecuentes que tendrás que hacer son las siguientes:

  • Obtener un certificado de defunción. Es el documento que se emite por un médico, que da fe del fallecimiento (lugar, hora y fecha) y que se utiliza para que la muerte tenga efectos civiles con su inscripción en el Registro Civil. En la mayor parte de los casos, la funeraria es la que se ocupa de la obtención del certificado de defunción.
  • Pedir el certificado de últimas voluntades. Se trata del documento que nos da información sobre si existe o no un testamento otorgado por el fallecido. En el certificado de últimas voluntades constará la fecha de otorgamiento y el Notario ante el cual se hizo el testamento. Para pedirlo tendrás que aportar el certificado de defunción. Puede solicitarlo cualquier persona interesada. La solicitud se puede hacer por correo o presencialmente a través de la página web del Ministerio de Justicia. En el caso en que no haya testamento se deberá hacer una declaración de herederos.
  • Solicitar el certificado de contratos de seguros. Puede ocurrir que el fallecido tuviera suscrito un seguro y para saberlo deberemos pedir este certificado. La solicitud se hace junto con la del certificado de últimas voluntades.
  • Partición de la herencia. Tras la obtención del testamento o de la declaración de herederos, si no hay testamento, se debe hacer la partición de la herencia. Hasta el momento en que sea efectiva no se podrá sacar el dinero del fallecido del banco ni vender ningún bien. La partición de la herencia contiene tanto el activo (dinero, bienes etc.) como el pasivo (deudas, hipotecas, etc.). Todos los bienes deberán ser valorados.
  • Pago del Impuesto de Sucesiones. Cada uno de los herederos debe pagar el Impuesto de Sucesiones en función de la herencia recibida. El plazo para liquidar el impuesto es de seis meses desde que se produjo el fallecimiento. La cantidad a pagar dependerá de muchos factores como el lugar del fallecimiento o el grado de parentesco con el fallecido.
  • Pago de la Plusvalía Municipal. En el caso en que se hereden bienes inmuebles se deberá liquidar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana o plusvalía. El lugar de liquidación es el Ayuntamiento que corresponda al lugar de situación del inmueble.

Tal y como has visto son varios trámites y para hacerlos con rapidez y eficacia es recomendable contratar a un abogado especializado.

 

 

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!