ENTRADA

El testamento es un documento que permite a una persona determinar quién heredará sus bienes tras el fallecimiento, respetando la parte de la herencia que la ley reserva a los denominados herederos forzosos. Pero ¿qué consecuencias tiene cuando es nulo?, ¿cuáles son las causas de nulidad?, ¿qué diferencia hay entre nulidad, revocación y caducidad? Te contamos todos los detalles en este post.

Casos en los que se puede anular un testamento

En el caso en que un testamento no cumpla con los requisitos legales establecidos, podrá declararse nulo. Los casos en os que el testamento puede ser nulo se regulan en el Código Civil y son los siguientes:

  • El testador no tiene la capacidad necesaria por ser menor de 14 años, no estar en su sano juicio, es un menor que ha otorgado un testamento ológrafo o a sido otorgado por una persona ciega o que no sabe leer.
  • También será nulo el testamento que se otorgue con violencia, dolo o fraude. Aunque estas circunstancias deben probarse.
  • Será nulo el testamento cuando tiene algún defecto de forma, por ejemplo, si se ha otorgado por dos personas de forma mancomunada. Es importante destacar que, en algunas comunidades autónomas como Aragón, Navarra, País Vasco o Galicia, existen los testamentos mancomunados.
  • Otro de los casos en los que puede anularse el testamento se produce cuando el testador otorgó testamento antes de que nacieran sus hijos. En este supuesto se da la denominada preterición no intencional y los hijos, como herederos forzosos, deberá solicitar la nulidad del testamento.

Consecuencias de anular un testamento

En el caso en que un testamento sea nulo en su totalidad, por las causas que hemos visto en el apartado anterior, no producirá ningún efecto. Sin embargo, puede darse el supuesto de que el testamento sea parcialmente nulo, en cuyo caso solo se anula la parte del testamento que no es válida.

Si el testamento es anulable, sí que produce efectos hasta que sea impugnado.

Cualquier persona que tenga derecho a la herencia puede solicitar la nulidad del testamento. El plazo para pedir la nulidad es de 15 años desde el fallecimiento.

¿Cómo solicitar la nulidad de un testamento?

Si consideras que un testamento es nulo, tendrás que presentar una demanda para solicitar que un juez lo declare nulo. Es importante contar con la ayuda de un abogado experto en herencias que verifique la existencia de una causa de nulidad en el testamento antes de presentar la demanda.

Diferencia con la revocación y la caducidad del testamento

No debemos confundir la nulidad del testamento, en los supuestos que hemos visto, con la revocación o la caducidad.

La revocación se produce cuando el testador deja sin efecto un testamento porque otorga otro posteriormente.

La caducidad de un testamento se da cuando la ley deja sin efectos a un testamento cuando transcurre un determinado plazo de tiempo. Por ejemplo, la ley establece que el testamento ológrafo debe protocolarizarse presentándolo ante el Juzgado de Primera Instancia del último domicilio del testador o del lugar donde haya fallecido, en el plazo de cinco años desde el fallecimiento. Si no se cumple este requisito el testamento será inválido.

Como consecuencia de lo anterior, es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado experto en herencias para solicitar la anulación de un testamento, de forma que analice la viabilidad del caso y las opciones que existen.

 

 

Compartir...
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Legal por Naturaleza:

Soluciones legales a nivel nacional e internacional.

error: Content is protected !!